Atorrancia: Chicas Muestran Mascotas Idénticamente

Recientemente me topé con el libro People of the Twenty First Century por Hans Eijkelboom, donde el autor se tomó 20 años recopilando fotos de gente vestida de la misma manera.

Este video de varias chicas mostrando sus mascotas de la misma manera expande esa idea a proporciones atorrantes.

Lo que ven arriba es un extracto de MY BBY 8L3W, una instalación de video de 30 pistas sobre mujeres que presentan sus mascotas en la internet, hecho por el colectivo Neozoon en Berlin y Paris para Les Rencontres Internationales.

Me pareció muy gracioso, pero también detalló un aspecto particular de los medios sociales y la naturaleza humana: que todos estamos conectados de alguna forma más allá de las herramientas que usamos para ese fin, y que si vemos de cerca estas herramientas, patrones comenzarán a notarse, como sucede con pájaros o peces.

Algunos dirán “duh, Luis, ¿cuál es el punto?” y a esa gente le diría que no hay un punto para hacer, a no ser que te guste observar el mundo que te rodea, lo cual saca la conversación de, ok, ¿por qué resaltan estos patrones a la vista en primer lugar? ¿Valoramos esos patrones tanto como debiéramos o los valoramos demasiado?

Hans Eijkelboom habla exactamente de esto en una entrevista con The Guardian, donde dice que la gente está comenzando a verse más similar al usar la misma ropa. Independiente de si sus motivaciones son directas (como querer pertenecer a una banda de motociclistas usando la misma chaqueta de cuero) o indirectas (grupos de gente usando camisetas amarillas de diferentes marcas, deportes, artistas, etc.) Eijkelboom eventualmente comenzó a notar que la gente se veía diferente cuando se ven como individuos, pero que al mismo tiempo todos usan ropa de marca, lo cual los hacía ver iguales.

En la entrevista el autor dice:

“Mi proyecto se relaciona a la ciudad y la gente en la ciudad. Cuando veo a la gente joven hoy en día, veo más y más que la internet es su ciudad. Hoy en día es más importante tener una identidad en la web, lo cual es muy diferente de una identidad mostrada a través de ropas, y puedes ver eso en el libro. Pero tengo tanta confianza en la gente que creo que todos tendrán una forma de expresarse individualmente. ¿Pero de qué manera? Realmente no lo sé.”

Nunca había pensado sobre eso, pero supongo que sí le presto más atención a mi persona en la web que a la forma en que me veo cuando salgo de la casa, pero como lo segundo es bastante raro cuando estoy de vuelta en Panamá, debo decir que el esfuerzo no se compara al tiempo que le dedico a mis andanzas en línea.

Ejemplo claro: son las 2 de la mañana en un viernes y estoy escribiendo esto…

People of the Twenty First Century contiene 500 páginas de humanos en ciudades convirtiéndose en copias de copias de copias, pero también es perspicaz sobre lo que nos hace querer copiarnos en primer lugar. Bastante entretenido y raro, razón por la cual es tan bueno.

via BOOOOOOOM!

COMPRAR: PEOPLE OF THE TWENTY FIRST CENTURY

¡No te Pierdas de Nada!

Suscríbete al newsletter ya mismo. (Cero spam, te lo prometo).

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *