Observado: Rote Fabrik en Zurich

Observado: die Rote Fabrik en Zurich

Durante la última semana de mi estadía en Zurich decidí visitar un sitio cerca de la casa llamado Rote Fabrik (Fábrica Roja) sin idea de lo que iba a encontrar. Tremenda sorpresa me llevé.

Qué es

Ubicada en el corregimiento de Wollishofen en Zurich, Rote Fabrik fue construida en 1892 como una fábrica de seda y su operación pasó de mano en mano entre empresas hasta 1972 cuando la ciudad la adquirió.

En 1974 el Partido Social Democrático de Suiza hizo una propuesta para convertir la fábrica en un centro cultural y así evitar el plan original de demolerla para ampliar la calle junto al Lago de Zurich. Después de una votación, la propuesta salvó el lugar y en 1980 se comenzó a hacer historia.

El local debe su nombre al hecho de que es realmente una fábrica hecha de ladrillo rojo, pero también porque rojo es el color usualmente asociado con el comunismo y los partidos políticos de izquierda o liberales.

Rote Fabrik es hoy un centro cultural y lugar para eventos musicales donde han tocado cualquier cantidad de actos espectaculares, desde Isaac Hayes y Raphael Saadiq hasta Mos Def, Patti Smith y Cansei de Ser Sexy. Caminar por la fábrica se siente como viajar al pasado cultural y político de varias generaciones, y lo más loco del caso es que el lugar queda a 5 minutos de la casa donde estaba, en bus.

La influencia de la fábrica se siente incluso en los locales que la rodean, donde sólo basta con observar para encontrar un par de cosas atorrantes y divertidas.

Cómo fue

Al entrar al local, resultó que la administración del local venía de comer y me vio tomando fotos de todo lo que estaba viendo y me invitaron a subir a ver el interior de las oficinas. Allí fue cuando pude ver los afiches de eventos pasados, los cuales convirtieron mi visita en una especie de exhibición de arte improvisada.

Una vez que salí del edificio administrativo seguí caminando hacia el lago y noté que cuenta con alquileres de bicicletas, un restaurante, mucho graffiti y una vereda donde madres pasean a sus bebés. Incluso me topé con un tipo poniéndole los toques finales a una pared.

Estoy muy contento de haber tomado la decisión de ir a visitar este lugar, a pesar de no saber qué me iba a encontrar. Mucha veces caminando en Zurich tuve la impresión de que había mucho resguardo y un ambiente conservador, pero Rote Fabrik rompe con eso fácilmente, simplemente porque su voz creativa y original te grita donde sea que mires.

Otra prueba de que explorar paga cuando estás viajando. Asegúrate de visitarlo y ver su cartelera de eventos si planeas ir a Zurich alguna vez.


Observado es una columna sobre actividades, lugares y eventos que llaman mi atención y sobresalen como buenos recuerdos de mis viajes. 

¡No te Pierdas de Nada!

Suscríbete al newsletter ya mismo. (Cero spam, te lo prometo).

One thought on “Observado: die Rote Fabrik en Zurich”

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *