Categorías
Cómics

Dark Wolverine #82

Siege pretende restablecer hasta cierto punto que los «buenos» vuelvan a estar a cargo en el Universo Marvel, o al menos han prometido quitar a Norman Osborn del trono dorado donde se encuentra actualmente. Viendo que Loki ha logrado «engañar» a Osborn y ha logrado que utilice las fuerzas de H.A.M.M.E.R. para atacar el Reino Mágico Místico de Asgard, Osborn puede ser dado por maníatico. Yo esperaba ver un poco de la caída de Osborn dentro de la serie principal de Siege y por eso me sorprendió un poco lo que pude ver aquí.

Full Spoiler después del salto.

Todos en el Helicarrier de H.A.M.M.E.R se encuentran visiblemente preocupados, los únicos que no están preocupados son los muy lunáticos o los que son muy bobos para comprender que van a atacar deidades nórdicas. En cambio, Daken se pasea por la cubierta del Helicarrier como si estuviera en un supermercado haciendo de las suyas.

En otro lado, tres brujas hermanas (tiempo de Macbeth) ven mediante su caldero mágico a Daken e indican que él puede ser el que empiece nuevamente el ciclo del Ragnarok.

Empieza la batalla en Asgard y al final del día se puede decir que a simple vista la gente de Osborn ha ganando la batalla.

En un cruce de palabras en que no se encontaban más que Daken y Osborn en su versión Iron Patriot, Daken engaña a Osborn y literalmente lo apuñala por la espalda, mientras las brujas de Asgard se regocijan de este acto.

VEREDICTO: En los números anteriores de Dark Wolverine se ha visto que Daken hace lo que quiere cuando quiere, incluso se ha dejado controlar por Osborn para simplemente tomar control de la situación desde adentro. Este número parece la epítome de lo que quería alcanzar Daken, quien en realidad aún no ha mostrado sus verdaderos motivos para hacer lo que está haciendo. Este número fue más acción y sangre que trama, cortesía del dibujante Giuseppe Camuncoli, pero algo satisfactorio al ver finalmente a Osborn sin poder controlar la situación y a merced total de Daken quien se prepara para dar el zarpazo final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.