Categorías
Videojuegos

Duélale a Quien le Duela: El Efecto Farmville

En el 2009, juegos como Call of Duty: Modern Warfare 2 y Uncharted 2 fueron éxitos increibles en el mercado mundial de video juegos, pero ninguno de estos títulos fue el más jugado del año. Ese galardón le pertenece a Farmville, un juego social que debutó en Facebook y se convirtió en la historia exitosa más interesante de la década.

Farmqué?

Sólo tomó 5 semanas desde su concepción hasta su lanzamiento para crear Farmville, un pequeño simulador de granjas al estilo Harvest Moon que puede ser jugado completamente gratis desde Facebook, una de las redes sociales más grandes de la Internet. Amitt Mahajan, el diseñador líder del juego, mencionó que al 9 de marzo de este año existían 32 millones de granjeros virtuales al día.

El proceso de creación del juego fue de lo más mínimo posible, con un equipo que optó por construir el «back-end» del juego («back-end» es el conjunto de la mecánica y programación base que corre detrás de los gráficos y menus bonitos) y trató de incluir las mejores prácticas de las redes sociales junto con las mejores prácticas de los juegos populares en línea. A todo esto, los creadores estuvieron pendientes de los cambios frecuentes a las reglas de uso en Facebook y con pocos atrasos lograron lanzar un juego divertido que reducía la fatiga del usuario al mínimo con pocos errores y una experiencia de juego fluída.

Farmville fue creado con un equipo de seis programadores web, dos artistas y tres diseñadores. El día de lanzamiento, el juego logró atraer a 18,000 usuarios en las primeras 24 horas y al final de 4 días habían conseguido un millón de usuarios por día. Todo esto sin gastar un centavo en publicidad.

El juego actualmente tiene 110 millones de usuarios registrados y a estas alturas probablemente ya sobrepasó la barrera de 35 millones de usuarios diarios, pero Mahajan prefiere mantenerse modesto citando que el número «oficial» sigue siendo 31 millones.

Cuál es el secreto?

Durante la Game Developer’s Conference 2010, Ben Cousins de Electronic Arts comparó la migración de usuarios a juegos basados en Internet con la migración de consumidores a los supermercados.

Cousins, quien trabajó en Battlefield Heroes, dijo que el cambio que existió a comienzos del Siglo XX es un claro ejemplo de lo que sucede con los jugadores en línea hoy. Antes, si querías comprar algo debías ir a una tienda especializada en donde recibías atención directa con un encargado, quien era experto en los materiales o cosas que querías comprar. El encargado te daría atención personalizada y te aconsejaría sobre qué productos comprar e incluso empacaría los artículos por ti. Este proceso era caro, lento e inconveniente en algunos casos.

Una vez que los automóviles se volvieron más accesibles y las calles se fueron pavimentando, los supermercados comenzaron a sobresalir debido a sus bajos precios, conveniencia y rapidez de servicio.

Este es esencialmente el caso con Farmville, un juego que quizás no ofrece la calidad de experiencia que Modern Warfare 2, pero que compensa esto con su simplicidad, su fácil acceso y el hecho de que es gratuito. Estas son cualidades que, de acuerdo a Cousins, pueden poner a un juego por encima de otro en la mente de un jugador casual o primerizo.

Cómo retener a los granjeros

A medida que los juegos sociales se vuelven más populares, los mismos también ganarán un sitial importante en la industria de video juegos, porque al fin y al cabo son rentables y esto es lo que las compañías distribuidoras como EA y Square Enix quieren.

Desde que Farmville salió al mercado y la compañía de sus creadores fue comprada por Zynga, muchos otros juegos han aparecido incluyendo Mafia Wars, un título que parece ser igualmente adictivo, pero tiene una deficiencia. De acuerdo a sus creadores, el usuario general de Mafia Wars juega durante la semana y luego pausa durante los fines de semana, sin embargo en Farmville, el modo de juego está hecho para que sus usuarios siempre tengan que regresar a vigilar sus granjas incluso en el fin de semana. Esta diferencia crea posibilidades increibles de publicidad e incrementos de ganancia durante esas 48 horas en las que se piensa que el trabajador promedio está «libre».

Por más que odies ver notificaciones de tu primo descubriendo una oveja negra en su granja, lo cierto es que Farmville es un ejemplo perfecto de lo que podemos esperar en el futuro: juegos baratos, sencillos y fáciles de jugar que atraigan a los birriosos que menos esperas, como tu papá y tu tío.

Por Luis Landero

Sigue vivo. Creador de Astromono y otros proyectos varios sin terminar. Amante de la mostaza, los pancakes y viajar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.