Categorías
Destacado

Indie Riviú: Teslagrad

image

Nunca sabe mal un buen juego indie que nos refresque un poco el panorama actual de juegos con presupuestos multimillonarios y secuelas infinitas. Pero encontrar algo como Teslagrad se siente mejor aún. Rain Games no nos vende Teslagrad como un titulo que haga explotar tus sentidos a punta de poderío grafico ni como la innovación del siglo, es más, es un juego bastante clásico que, según yo, mezcla lo mejor de varios excelentes juegos.

Los primeros juegos que me vinieron a la mente al jugar Teslagrad fueron sin duda Braid, Metroid y Castlevania, haciéndome considerar este juego como un metroidvania mas enfocado en los puzzles que en la acción, esta ultima limitada más que nada a los jefes de cada etapa. Los puzzles definitivamente se roban el protagonismo, formando parte crucial de cada escenario del juego.

image

La historia nos pone en la piel de Tesla, un niño teslamancer; que son personas con poderes electromagnéticos.  En Teslagrad acompañaremos a nuestro pequeño protagonista a descubrir la gran injusticia que causo la extinción de los suyos. El texto es casi nulo, la historia se nos presenta de forma puramente visual, donde nuestra imaginación y el carisma de los personajes mudos, tanto el héroe como el villano, nos ayudara a condimentar este cuento noruego virtual.

La mecánica de Teslagrad es bastante básica, pero como en todo buen juego requerirá destreza para emplearla como es debido en los momentos requeridos. Al principio solo podemos movernos y saltar con facilidad, pero con el tiempo encontraremos diversas herramientas que nos ayudaran a avanzar en nuestra aventura. Al principio cuando vi que la primera arma era un guante electromagnético pensé que la acción seria parte fundamental del juego, pero como dije arriba me equivoque. La mayor parte del juego no tenemos una forma directa de hacerle daño a los pocos enemigos que se nos presentan en la torre Tesla, es por eso que los tres primeros objetos que conseguimos en la aventura los considero herramientas y no armas.

Los acertijos y pruebas que deberemos resolver tendrán una dificultad que irá aumentando con el tiempo. La dualidad es el núcleo de todos los acertijos, y aprovechando nuestra habilidad de controlar los polos magnéticos podremos acercarnos o alejarnos de las estructuras de la torre para lograr avanzar. Como en todo metroidvania que se precie cuando consigamos herramientas nuevas podremos acceder a áreas bloqueadas en los primeros escenarios, haciendo que el juego te invite a explorar cada rincón.

image

El apartado grafico me encantó. Las animaciones están elaboradas de forma tradicional, logrando un resultado muy agradable al ojo. Pero el verdadero campeón aquí son los escenarios,  todos dibujados a mano, deleitándonos con una hermosa vieja Europa con sabor steampunk. Tristemente los efectos de sonido no van de la mano con el apartado visual, siendo muy simples en muchos casos y dejando un poco que desear. La banda sonora en cambio es excelente, donde Linn Kathrin y Jørn Lavoll componen unas partituras que se mezclan perfectamente con lo que vemos en pantalla.

Teslagrad, la primera vez que lo jugué no me dejo soltar el control, fue magnífico. Pero el punto flojo que le veo a Teslagrad es su poca rejugabilidad. Siento que el juego no alienta al jugador a volver a entrar en la torre Tesla o continuar explorandola luego de terminar la historia. Esto es entendible debido a las obvias limitaciones de un estudio independiente, pero habría sido excelente algún tipo de objetivo además de los coleccionables que encontrábamos en el camino.

image

Solo como recomendación, creo que deberías probar el titulo con un gamepad. Es bastante incomodo controlar el juego con el teclado, por lo que termine optando por conectar un control a mi computadora. Al conectar el control a la PC tendrás que configurar las teclas en el menú opciones debido a que el juego soporta el control de Xbox 360 de forma nativa, pero no tiene una configuración predefinida para el mismo.

En fin, Rain Games se lucio con su opera prima. La forma en la que nos presento este juego es sublime, mostrando un apartado gráfico hermoso y cargándolo de un gameplay simple pero divertido mientras se condimenta con habilidades y herramientas que aportan variedad a las mecánicas principales. Esperemos ver más del estudio noruego, por que definitivamente tenemos a excelentes mentes detrás de Teslagrad.

 

Teslagrad está disponible para Steam, Desura y GOG por $9.99. Aquí su sitio oficial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.