Categorías
Videojuegos

Super Priviú: Impresiones sobre la Campaña Principal de StarCraft II: Wings of Liberty

StarCraft II: Wings of Liberty tiene 12 años en estado de gestación para traernos una campaña que muestra exclusivamente a los Terrans. Habrá valido la espera?

Blizzard Entertainment lanzó el juego de estrategia en tiempo real el pasado martes 27 de julio en EEUU. En la nave hemos estado jugando con la copia digital del juego, la cual puede ser descargada y activada desde Battle.net.

A manera de estrenar nuestra nueva serie de Super Priviús, impresiones iniciales para juegos selectos que estén en tiendas o por salir, aquí les hablaré un poco sobre mi experiencia con la campaña de un jugador hasta ahora. Puede que sea muy distinta de la opinión de otro, pero eso ya lo saben y realmente la idea es compartir y responder preguntas que puedan tener sobre el juego.

Lo Bueno

La historia me interesa: el juego cuenta la historia de Jim Raynor y sus rebeldes en una lucha contra el Dominion de Arcturus Mengsk, un dictador corrupto que traicionó a Raynor en el primer juego y ahora intenta acabar con él y su tripulación para poder gobernar a los Terrans alrededor de la galaxia. Es una trama que se ve simple, pero a medida que avanza se vuelve mucho más complicada gracias a la aparición de viejos y nuevos personajes, incluyento a Sara Kerrigan, quien fuera el interés amoroso de Raynor para luego convertirse en la Reina de los Zerg.

Actuación brutal: Raynor, Tychus Findlay y el resto de la tripulación en el Hyperion parecen tener vida. No hay un sólo personaje hasta ahora que se sienta plano, ya sea por la forma en que lo muestran o la forma en que habla. La mayoría de las escenas entre misiones son hechas en tiempo real, salvo por algunas cuantas que muestran excelente animación CG, pero en ambos casos las animaciones de los personajes, sus expresiones faciales y sobre todo, los ángulos dramáticos cuentan la historia de una forma muy entretenida y dinámica.

Las misiones te retan: por motivo de brevedad, estoy jugando la campaña en modo normal y todavía siento que la máquina está presionando en varios niveles de forma retadora. Las primeras 3 misiones del juego son realmente como tutoriales sobre la marcha (aunque hay una sección de tutoriales específicamente hecha para novatos), con objetivos sacados del juego anterior como llegar del punto A al punto B y destruir X edificio o proteger un vehículo X de los ataques Zerg hasta llegar a un puerto espacial.

Después de la cuarta misión las cosas se comienzan a complicar muy bien, con niveles interesantes en donde tienes que administrar a tus tropas y recursos para completar objetivos difíciles. Cada misión tiene sub-objetivos que generalmente tienen que ver con reunir data de investigación sobre los Protoss o los Zerg para luego poder crear mejores armas, vehículos y estructuras. Esto, agregado al sistema de logros en el que ganas puntos por cumplir hazañas en el campo de batalla, suma para una experiencia recompensante a lo largo del juego.

Progresión: StarCraft II hace muchas cosas que juegos anteriores han hecho, pero me parece que Blizzard ha tratado de hacerlo de una manera muy diferente. Ningún objetivo se repite en otra misión. Cuando se trata de los sub-objetivos de investigación Protoss o Zerg, no hay ninguno de estos que se repita con una misión anterior y lo que es más, hay puntos en la trama en que tendrás que escoger entre ayudar a un personaje de una raza o ayudar a los de otra y dependiendo de tus opciones, la misma misión puede tener objetivos completamente distintos. Eso es super cool y de hecho me hace querer jugar el título de nuevo cuando lo acabe.

Si quieren más detalles, chequeen nuestro análisis profundo del beta del juego.

Gráficos que sacan baba: mi juego corre en una iMac Intel de 2GHz (Cor2 2 Duo) y 4GB de RAM, lo que quiere decir que estoy jugando el título en los requerimientos mínimos y todavía se ve como un juego más o menos aceptable. Toda mi configuración salvo unos cuantos detalles como los retratos 3D de personajes, está en «low», pero el juego tiene configuraciones en normal, high y ULTRA. High es hermoso y Ultra… bueno, míralo aquí.

Lo Malo

Hm… no es tan silky smooth a veces: hasta ayer, el juego todavía tomaba cierto tiempo en cargar misiones y la interfaz de usuario se congelaba de vez en cuando. Esto parece haber sido corregido en un par de parches que Blizzard sacó esta madrugada y ayer, viernes. La interfaz es muy bonita y fácil de usar, pero a veces sí parece que está demasiado llena de chécheres y creo que esto es lo que congela un poco el proceso.

Lo Feo

Blizzard carero: Si estás desesperado por jugar o, como en el caso de este editor, necesitas hacer una reseña para el juego, tu única opción real hasta la otra semana es descargar la copia digital del juego. Esto no estaría tan mal si no fuera porque el título cuesta US$60 y no viene con manuales digitales o cualquier otro tipo de documentación. Uno pensaría que la copia digital está más barata por su valor de producción obviamente más bajo (no hay que imprimir, empaquetar o enviar nada a ningún lado), pero en esta vuelta Blizzard me sangró el bolsillo por querer jugar desde el día 1.

Sigo Jugando

En conclusión, lo que he visto de la campaña de un jugador en StarCraft II: Wings of Liberty realmente amerita el hype y la espera, aún si la parte trasera de mi cerebro sigue recordándome que el otro año tendré que volver a pagar dinero por la segunda parte de la misma historia. Ahora mismo es difícil encontrar otro juego de estrategia en tiempo real con estos valores de producción, profundidad de juego y temática, así que si eres un fan del juego y no te gusta el multijugador en línea, esta es una compra segura y entretenida.

Por Luis Landero

Sigue vivo. Creador de Astromono y otros proyectos varios sin terminar. Amante de la mostaza, los pancakes y viajar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.