Categorías
Filme & TV

Super Riviú: Sex and the City 2

¿Dónde hay un par de agujas para clavárnoslas en los ojos cuando uno las necesita? No me malinterpreten, estoy seguro que esta es una gran película… si eres mujer.

Yo soy de los que gustan de un buen chick flick o comedia romántica de vez en cuando y es por eso que decidí darle una oportunidad a esta película, pero cuán equivocado iba a estar. Sencillamente la testosterona no es para nada compatible con esta película y tengo que aceptar que fue mi culpa porque debí haberle puesto atención a las pistas que me decían: ¡Huye tan rápido como puedas!

Ojalá y hubiera visto el trailer antes para saber en que me estaba metiendo.

¡Alerta Roja!

La primera de las pistas tuvo que haber sido la convocatoria en el cine. Un rápido sondeo vía ojímetro pudo calcular que la audiencia estaba compuesta en un 80% por mujeres (de entre 17 a 55 años) un 5% de hombres completamente inocentes que íbamos como borregos al matadero (como yo) y otro 15% de personas híbridas de los llamados nuevos hombres y mujeres. Esta película actuaba sin duda como canto de sirena atrayendo a las mujeres a su nave nodriza.

La película te da una garnatada inicial con una fabulosa boda de ensueños entre… dos hombres, la cual es presidida por nada más y nada menos que Liza Minnelli y su sonrisa eterna (sonrisa cortesía de su batallón de cirujanos plásticos) que la hace lucir más joven que hace 20 años. Seguidamente, Liza «With a Z» nos siguió trayendo efluvios de estrógeno con su interpretación de Broadway de «Put a Ring On It» de Beyoncé. Con estas escenas ya habíamos entrado en un shock anafiláctico que nos hacía retorcernos con tics nerviosos involuntarios. Después toda la sala empezó a dar vueltas y todo se volvió oscuro…

Pobre mujer, que vida tan dura tiene…

Cuando pude reaccionar la película seguía con lo que hacia pasar por trama con una protagonista Carrie quejándose de lo vacía que se sentía en su matrimonio, digo, lo único que yo podía ver era un tipo que la quería mucho, que la complacía en la cama y en el romance y que tenían entre ambos mucho dinero para comprar cualquier cachivache que se les ocurriera, pero, ¿qué se yo? seguramente tenía que ponerme los lentes 3D para ver la causa del sufrimiento de las espectadoras en la sala.

Al final, utilizan unas excusas completamente sin sentido para poner a las cuatro amigas en Abu Dhabi, en situaciones graciosas y (prepárense, viene otra vez la palabra) FABULOSAS que me hacen pensar que he pagado $4.00 en la entrada para ver un infomercial del hotel que te incluye un esclavo personal por $22.000.00 dólares la noche. Aparte de descubrir que las mujeres en los Emiratos tienen ropa de Valentino y otros diseñadores debajo de la burka.

Ummm… ¿te doy una patada en las asentaderas o un anillo de diamantes?

Siguiendo el drama y la aventura, Carrie se encuentra al otro lado del mundo a un ex-novio suyo y besa “sin querer queriendo” al mismo. Claro, fue un accidente que fueran a cenar completamente solos a un romántico restaurante, que se tomaran de la mano también fue un accidente, el abrazo que vino después otro accidente, que su lengua se tropezara y cayera en la boca de él otro accidente, bueno, en fin, una serie de eventos desafortunados y accidentes que desembocan en este evento que no se pudo evitar.


Efectos Especiales

¿Qué esta película no tiene efectos especiales? Yo lo pongo en entredicho y me atrevo a asegurar que se pone a la par de películas como Avatar o Alice in Wonderland. Liguemos este apartado con el anterior para poner un ejemplo. Carrie besa a otro susodicho que no es su marido y (aquí viene el FX en 3D con sonido surround) llama a su marido, le dice lo que pasó y que ella no quería eso, que el único macho de su vida es él. Cuando ella regresa a Nueva York, él (Dolby Digital con animación 3D con animatronics) le regala un anillo de diamante como castigo. Aparte ¿a qué persona en su sano juicio no le gustaría que le regalaran un TV LED de 40″?, Respuesta: a Carrie.

Otro gran efecto especial vino de las escenas «hogareñas» en el hogar de Carrie, en que su ropa de entrecasa era toda de diseñador y nunca perdía su «blower» además, su marido el Sr. «Big», siempre andaba en la casa con camisas de marca y pijamas de seda. Señoritas, siéntanse afortunadas si el calzoncillo que utiliza su pareja en la vida real para dormir no tiene «frenazos de neumáticos» y su camiseta no este más agujereada que Mambrú cuando regresó de la guerra (si no lo sabías murió, ¿y qué?).

Veredicto

Los que paseemos cromosoma Y seguramente necesitaremos un Traductor Universal para poder comprender como esta cinta ganará millones en salas de cine alrededor del mundo. Lo más que podemos resaltar es a Samantha que amenizaba la cinta de vez en cuando con atorrancias y sexo desvergonzado y a la niñera de…, de… una de las protagonistas que en realidad no me sé el nombre (Ok, ya lo busqué, Charlotte). Si eres mujer, definitivamente tienes que verla y la disfrutarás mucho. Si eres hombre y la fuiste a ver, te recomiendo que hagas igual que yo e inmediatamente entres a ver Kick-Ass para balancear tu nivel de testosterona y recuperar tu salud mental.

0 respuestas a «Super Riviú: Sex and the City 2»

ok, creo que no solo los hombres necesitan las agujas… yo tambien en un buen par de veces quice salir huyendo..como la famosa boda gay (put a ring on it jajajj) pero en realidad lo que me mantuvo sentada hasta el final, fue samantha, es de admirar una mujer con 50 años y un carisma, energia y vitalidad aun mas alla que una chica de 20… ella es mi heroina por el simple hecho de ser tannnnn mujerrr (yess i fuck) ame esa parte jajajajajaj….

pero en si no me gusto fue mas d elo mismo aunque acepto que me arranco sonrisas.. buen riviu muchachos… buen riviu…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.