Categorías
Filme & TV

Super Riviú: The Green Hornet

Ok, este es el asunto… hmmm viste la serie original de los 60’s?

Cuando era pequeño, mi papá veía El Avispón Verde en el canal Fox y recuerdo que aparte de la tonada característica del programa, estaba Kato. El tipo era un demente; brincaba, soltaba patadas y conducía un super carro sin nunca abrir la boca sino para decir lo estrictamente necesario. A diferencia de Batman y su chico maravilla haciendo chistes y peleando con POWs y KAPOWs, el Avispón Verde y Kato peleaban de verdad y lo hacían como detectives, no vigilantes enmascarados.

Michel Gondry ahora dirige esta revisión de The Green Hornet, una que probablemente te gustará más si nunca viste el programa de TV que describo arriba. Seth Rogen y Evan Goldberg escribieron un guión que trae de vuelta al héroe enmascarado, a su amigo, el super carro y varios personajes que aparecían en la serie de TV, pero hasta allí. Este es un filme que cualquier persona que haya ido a verlo con ganas de recordar, ahora probablemente quiere olvidar.

El Amigo de Kato

Britt Reid (Seth Rogen) es un tipo de 28 años al que nada le falta, y por eso decide gastar su tiempo en fiestas y mujeres a pesar de que su padre, James (Tom Wilkinson), es dueño de uno de los diarios más importantes de Los Ángeles y trata de hacerlo ver como malgasta su tiempo. Lastimosamente, a Britt le toca aprender esta lección a las malas, ya que justo al día siguiente su padre muere por una reacción alérgica a la picada de una abeja.

En un arrebato, Britt decide mandar a todos al carrizo y en el proceso bota a Kato (Jay Chou), quien le hacía su cafesito todas la mañanas. Al no tener su café mañanero como a él le gusta una mañana, Britt se vuelve a arrebatar y contrata de vuelta a Kato, quien también sucede ser el mecánico de los 12+ carros hiper lujosos que su padre tenía en el garaje.

Intrigado por las habilidades mecánico-culinarias de su empleado, Britt comienza a compartir con él y a conocer un poco sobre como trabajaba cuando su padre estaba vivo. En el proceso, ambos descubren que tienen muchas cosas en común y así deciden salir a hacer algo loco una noche. Durante la salida, Kato le parte la madre a un montón de mafiosos justo antes de que uno de ellos le hiciera una endodoncia con una navaja a Britt. Esto les da la gran idea de salir a combatir el crimen haciéndose pasar por villanos (yeah, no tiene mucho sentido, pero yo no escribí el guión) y eventualmente hacer algo con sus vidas en vez de atender las responsabilidades que ya tenían. Después de todo, uno hereda el negocio de su padre y el otro… tiene café por hacer.

Eventualmente las desaventuras del dúo los llevan a encontrarse con Chudnofsky (Christoph Waltz), un mafioso ruso con un complejo de inferioridad que está tratando de unir y controlar a todas las familias criminales de la ciudad y que el padre de Britt trató de incriminar públicamente. Aquí es donde Britt y Kato deberán unir fuerzas como nunca antes para detener a este nuevo enemigo que no se anda con rodeos y aparentemente es igual de capaz sin mucho esfuerzo.

Kato, qué Haríamos Sin Ti

The Green Hornet no es una adaptación fiel al material original, partiendo del hecho en que casi todas las situaciones, incluyendo las escenas de acción, tienen un ángulo comédico y tratan de pintarnos a los personajes clásicos que creíamos conocer como versiones modernas de los mismos. Aquí es donde se crean las mayores diferencias y decepciones para los que esperaban ver el clásico de Van Williams y Bruce Lee.

Verán, Seth Rogen es un tipo agradable en pantalla y genuinamente gracioso cuando quiere, pero simplemente no es el Avispón Verde. Donde el personaje actuaba con elegancia y tranquilidad en situaciones sociales, este Britt Reid es un completo asno y un verdadero payaso. Cierto, hay buenos chistes en su actuación y de nuevo, las cualidades de Rogen causan gracia con facilidad, al menos para la audiencia joven que vio sus filmes anteriores, pero el colmo llega cuando a la hora de pelear el tipo sólo tiene una movida en su arsenal: el derechazo a la quijada. Lo peor del caso es que a veces lo aplicaba sólo a los mafiosos a los que Kato ya les había repartido su tanda de golpe. En la serie de TV, Kato y Britt peleaban como iguales con el segundo recibiendo ayuda de vez en cuando, pero aquí la cosa se resume a «sálvame Kato, por favor no me dejes morir!», lo cual es algo triste en mi opinión. Rogen interpreta al héroe más pendejo e inútil que he visto en pantalla jamás.

Kato por otro lado es prácticamente la razón para ir a ver la cinta. El cantante y actor taiwanés, Jay Chou, es carismático desde su primera aparición y se mantiene así a lo largo de la cinta ofreciendo comentarios jocosos y mostrando su habilidad para patear traseros una y otra vez. Durante todo el filme, el tipo salvó a Britt de la muerte como 5 veces y encima de eso tenía que cocinarle, construir el carro y las armas que iban a usar y hasta inventarle el nombre de héroe. El problema? Kato casi no hablaba en la serie original y en esta el personaje a veces compite codo a codo con Rogen para ver quién dice más boberías antes que acabe la escena.

Otro actor notable (o notorio?) de la cinta es Christoph Waltz, quien esta vez vuelve a interpretar a un villano, Benjamin Chudnofsky, quien parece realmente una parodia del villano que Waltz interpretó en Inglorious Bastards. La primera escena deja en claro lo carismáticamente frío y despiadado que es el personaje, pero ya en su tercera escena su chiste comienza a fallar y para cuando llega el final de la cinta realmente sólo queda reírse para no llorar de lo atorrante que es la actuación.

Finalmente, Cameron Díaz como Lenore es probablemente la decisión de papel más rara del filme, no sólo porque la actriz es bastante vieja para el resto del reparto (10 años mayor que Rogen que se la quiere levantar en la cinta) sino porque la nena simplemente ya no tiene el flow de filmes como There’s Something About Mary. Una actriz más joven hubiese sido más relevante a la trama.

La Kato-Visión

Los efectos especiales de este filme se ajustan a la expectativa de un filme Gondry, al menos durante la primera parte del filme. Inmediatamente al comienzo de la cinta tenemos stop-motion acelerado, tomas largas y transiciones que recuerdan a las series de los 60’s. Sin duda la mejor parte de estos efectos es la tan hablada Kato-Visión: un efecto que da la ilusión de profundidad y que aparece cuando Kato entra en su modo «te saco la chu@$%^», que ocurre como 3 veces en todo el filme.

El auto fantástico de Britt, Black Beauty, también hace su buen par de escenas chéveres en el filme, con las primeras escenas siendo las mejores. Gondry tiene una manera de mostrar las armas que me hacen recordar la primera vez que vi el Batimóvil en el cine, y las escenas en las que Kato lo arma (y Britt hu*vea) realmente dan risa.

Para ser un filme de Gondry, parece que el director se mantuvo al margen de la ocurrencia y por eso no vemos efectos locos hechos con algodón y papel cartón, pero sí hubo una secuencia casi al final que fue un total mind fuck y que seguramente inventó con Rogen mientras se fumaban un roble del tamaño de un bate de beisbol.

En cuanto a los efectos 3D, realmente esta es una cinta que se disfruta mejor sin los lentes. Honestamente me sentí bien al principio porque usaban la técnica extensamente, pero ya para el final de la cinta era muy poco lo que realmente tenía de 3D el filme. Esto probablemente es un efecto directo de agregar el 3D durante la post-producción en vez de filmar la cinta con cámaras 3D desde el principio, pero no se le puede hacer nada.

Veredicto

Al final, The Green Hornet es un filme hecho con un público joven en mente, uno que probablemente nunca ha visto el material original del que salen los personajes. Lastimosamente para este filme, lo cierto es que la mayoría de la gente que podría estar interesada en verlo son personas que vieron la serie de televisión hace 40 años y quieren recordar los buenos tiempos. Si eres del primer público seguro te vas a entretener y si eres del segundo entonces te espera una gran decepción.

Por Luis Landero

Sigue vivo. Creador de Astromono y otros proyectos varios sin terminar. Amante de la mostaza, los pancakes y viajar.

0 respuestas a «Super Riviú: The Green Hornet»

en verdad me pareció bn fkin graciosa la peli, me reí más q en algunas de las otras películas de rogen… y es verdad Kato es prácticamente el avispón verde y el otro es el q sólo lleva el nombre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.