Categorías
Destacado

¿Qué ha Pasado con el Anime Doblado al Español Latino?

image

Alguna vez en la vida llegué a pensar que casi todo el anime podía ser doblado al español (latino); claro, estaba muy pequeño y no conocía el monstruo que es realmente esta industria. Ni siquiera en España con un mercado amplio en esa afición puede ostentar de tal privilegio, aun teniendo una cantidad de anime doblado al idioma de cervantes que tampoco es de subestimar.

El doblaje latino para series anime inició hace 5 décadas en Puerto Rico con la empresa del canal 2 de Telemundo  la cual dobló Astroboy en 1968, allí es donde comienza  todo, y precisamente con esto también las primeras emisiones de animación proveniente de Japón en la televisión abierta.

En aquella época el acento era lo de menos, y a este negocio le siguió Cuba adquiriendo la licencia para Mazinger Z el cual fue doblado en el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos, y posteriormente México con el estudio Grabaciones y Doblajes para traernos Heidi en 1978, de allí salió uno de los grandes de este arte, Francisco Colmenero.

El interés de México por las series animadas evolucionaría en una ola de importaciones del producto, en ese entonces sin un nombre atractivo, sólo conocido como “dibujos animados japoneses”; esto marcaría el estándar para las voces de allí en adelante, aun así en Suramérica, estudios como Tecnofilm de Argentina, apostaban en 1979 por series como Candy Candy a pesar de lo marcado del acento, lo cual pudo haber sido un obstáculo para su comercialización, mas eso no ocurrió, fue un éxito.

Al hablar del doblaje latino en lo primero que pensamos es en México como la meca en nuestro idioma, aun cuando países como Venezuela (Slayers, Escuela de Detectives Q, DN2, Goleadores, Hellsing, etc), Chile (Zoids, Tenchi Muyo, etc) y Colombia (Samurai X, Thunder Jet, Kaleido Star, Sakura Wars, etc) pueden presumir de haber doblado un buen número de las más populares series transmitidas en Latinoamérica.

 Hermes Camelo la voz de Makoto Shishio

Actualmente el doblaje de series anime al español latino está pasando por una crisis que eventualmente sobrevino desde la huelga de actores mexicanos de 2005, y que países también involucrados en este negocio no pueden sostener.  Esto es por encima, pero en el trasfondo del asunto se debe a un tema cultural, el anime de alguna manera dejó de ser un producto general, para convertirse en un material casi que exclusivo para “otakus”, y en gran parte nosotros, los fanáticos, tenemos culpa de esa escasez.

¿Se han dado cuenta desde cuanto bajó la cantidad de series dobladas al español latino?…desde el auge y explosión del sharing combinado con las redes sociales. Si nos ponemos a ver de manera superficial a mucha gente no le interesa tener que ver anime con subtitulos y hasta en baja calidad, eso es parte de una nueva generación que quieres las cosas de inmediato,  porque ahora lo que cuenta es “quien lo vio primero”.  Este problema quizás sea irreversible, estamos igualmente ante otra forma de hacer  televisión, y mercados como el de las telenovelas, top shows, los realities y producción nacional han acaparado gran parte del espacio sin dejar un hueco propicio para volver a transmitir anime, entonces… ¿Para quién se doblarían nuevas series?…tal vez para enviarlas directo al mercado de video, DVDs y Bluray, sin embargo ¿Quién las compraría? si ya las han visto a través de los sitios de streaming casi al mismo tiempo que en Japón, en muchos casos por simulcast; aun cuando existen ciertas excepciones que han tenido un éxito decente, como el caso de Zima y su colección de Ghibli, apuntando al mismo respaldo con su futura entrega, Robotech: El Amor Sigue Vivo. Realmente el caso de los sitios de vídeo es hasta bizarro, y allí tenemos a Tokyo TV como accionista de Crunchyroll.

Poco a poco el mercado se complica, los japoneses también nos la han puesto muy difícil para adquirir los derechos, y según sea la popularidad de la serie, así mismo será su precio, con la “grata” sorpresa de que estos animes te los venden casados con otros menos distinguidos, y de igual forma los estudios de doblaje realizan la misma jugada y venden el paquete a las televisoras, así que posiblemente, con el tiempo, se han hartado ambas partes de esa condición. Lo más probable es que cuando hayas visto algún anime malísimo en la tv local, se deba precisamente a dicha situación.

En lo que se refiere a su producto, Japón se ha vuelto muy exclusivo y hasta cierto punto mañoso, pero mejor digamos complejo, porque al final son sus reglas, y hay que respetarlas; es su Hollywood. A parte de haber subido los costos, y el clásico sistema de renovación de licencia cada cierto tiempo, no cualquier estudio es apto para doblar ciertas series, no solo por las exigencias japonesas en cuanto a calidad, sino por trayectoria. Los números que se manejan las productoras llegan a animes a un costo de 720 dólares por episodio de 20 a 24 minutos;  con lo que una serie de 54 episodios podrá estar rondando cerca de los $40,000, y eso corresponde a una sola temporada, según la costumbre de adquisición de las televisoras, quienes son los que en primera instancia deberían estar interesados para que se dé luz verde al doblaje de determinadas series, si esto no ocurre, no hay negocio y se pasma el mercado.

Te habrás preguntado por qué causa cierto canal no vuelve a dar algún anime; normalmente se debe a que tienen que renovar la licencia, más papeleo y sobre todo más gasto de un producto relativamente caro y dirigido a un público reducido, esto deja en evidencia un total riesgo que no desean afrontar, y es comprensible. Aparentes gigantes de la industria en este mercado han caído aún después de una renovación administrativa y de imagen, este fue el caso de Locomotion, luego conocido como Animax Latinoamérica, que progresivamente fue eliminando el anime de su cartilla hasta cambiar su nombre por uno más apropiado a su nueva programación, Sony Spin. Este es el fenómeno ya conocido que se fue repitiendo en todos los canales del continente para abrir paso a otro modelo televisivo, sin olvidarnos del caso catastrófico de Toonami, otra víctima más del nuevo monopolio.

Si no hay demanda, no hay animes doblados a nuestro idioma; sin embargo existe la motivación de grupos de fanáticos que con sus propios medios han desarrollado su propia política para doblar series al español latino, así lo hace Yowu Entertainment, mas estas series sólo se distribuyen por ahora a través de la red. Son pocos los que se quieren arriesgar, un ejemplo de esa consistencia es el del canal chileno ETC TV, que transmite una colección de anime doblados con todas las de la ley que en total han llegado a ser casi 90 series; así también como Mixplay que tiene una pequeña franja dedicada a la animación japonesa.

El problema no sólo corresponde de manera tajante con los estudios, sino con las distribuidoras. En el 2006 Toei Animation decidió distribuir sus producciones de manera directa y esto afectó a compañías como Cloverway, una de las más importantes en EE.UU. (que también distribuía para Latinoamérica) y que en el 2007 tuvo que cerrar por una serie de complicaciones financieras, mientras que Enoki Films, otra de las más importantes, también cerró en 2010; desde entonces es cuando se percibe claramente una involución categórica y la debacle del doblaje latino. De igual forma, estudios clásicos como Intertrack y Audiomaster 3000 de México tuvieron que cerrar.

Promo de Animax para Evangelion, “Martes Imperdibles”

Aunque parezca que se sigue doblando anime en Latinoamérica, realmente estamos en el peor momento, la demanda ha bajado, el mercado se ha diversificado y el producto ha sido encasillado en algo que sólo se ve por internet. Sinceramente en la actualidad los fans no dependen de esto para ver anime, y así el anime transmitido por televisión casi se ha ido convirtiendo en sólo un recuerdo, y tristemente las voces que todos hemos conocido de nuestras “cómicas” preferidas, ya prácticamente no están en nuevos animes.

Categorías
Destacado Sin categorizar

Recordatorio: Homero Simpson Visita Panamá este Viernes!

El próximo viernes 14 de mayo Humberto Velez, la voz de Homero Simpson para Latinoamérica, estará participando en la primera edición del Panama Voice Experience 2010, un evento enfocado a profesionales y estudiantes de la comunicación social, actores y actrices, locutores, publicistas y aficionados al doblaje de voces.

Categorías
Cómics Destacado Filme & TV

Excelente, Sr. Burns: Humberto Velez, la voz de Homero Simpson en Panamá

Humberto Velez, la voz de Homero Simpson

Probablemente lo has estado escuchando en la television todos los dias sin haberte dado cuenta.

Fanaticos de las series animadas y el anime se sentiran regocijados al saber que Humberto Velez, conocido principalmente por doblar la voz de Homero Simpson, Peter Griffin, Winnieh Pooh, Kaioh Sama y muchos otros personajes mas estara presente en este pais durante el mes de mayo.

A continuacion encontraras mas detalles sobre el evento al igual que una breve reseña sobre la trayectoria de este reconocido actor, director e instructor en doblaje de voces.

D’oh!

Categorías
Videojuegos

The Legend of Spyro: Dawn Of The Dragon Se Ve Bien, Pero Se Escuchará Mucho Mejor

Y como ño se iba a escuchar bien si se están gastando un buen billete en el talento para realizar el doblaje del que completa la trilogía del plataformero de dragones.

Empezando por el mismísimo Spyro que será interpretado por el Elijah «Frodo» Wood (LotR, Sin City). La belleza de Cristina Ricci (Speed Racer) como Cynder, una dragoncita compañera de Spyro. También participan Blair Underwood como un chita llamado Hunter y Gary Oldman como el dragón Ignitus.

Pero la bomba es que uno de los mejores actores de doblajes de siempre participará en este proyecto, estamos hablando del mismísimo último de los Jedi, Luke Skywalker en persona: Mak Hamill, quien interpretará al villano llamado Malefor el Maestro Oscuro.

Voice cast for The Legend of Spyro: Dawn of the Dragon is mighty impressive @ Destructoid