Categorías
Destacado

Kuroko No Basket Recap Round Up!

Al fin, después de muchas semanas, aquí está nuestro Resumen Semanal de Kuroko no Basket con todo lo acontecido en las últimas semanas de nuestro anime de deportes favorito.

Nuestro chicos de Seirin tuvieron una victoria muy difícil en contra de Kirisaki Dai’Ichi y no fue solamente físicamente extenuante sino que la presión psicológica a la que fueron sometidos por Hanamiya y compañía casi termina por sacarlos de la Copa de Invierno. Por lo tanto no es de extrañar que los muchachos fueran a relajarse a las aguas termales, y así Kuroko no Basket tiene su primer episodio de aguas termales o de playa (un clásico en varios tipos de animes) que no es más que una excusa para elevar el nivel de fanservice.

De ese modo como episodio el 37 no aporta mucho a la trama más que para mostrar a los miembros de Seirin y de Touou en paños menores, además de decirnos que, a diferencia de torneos anteriores, dos equipos de Tokio se enfrentarán en la primera ronda de la Copa de Invierno y esto significa que Seirin y Touou tendrán la oportunidad de medir sus fuerzas muy pronto.

Finalmente con el episodio 43 damos por terminado el encuentro entre Seirin y Touou y sí que fue un partido de ataque cardiaco, a lo largo de los cinco episodios que duró este partido lloramos, reímos y sufrimos junto a Kuroko, Kagami y los demás miembros del equipo. Y a pesar de que al final Seirin se impuso sobre Touou eso no quiere decir que el camino a esa victoria no estuvo lleno de altibajos, Aomine demostró que es un enemigo formidable y al final no quedó realmente claro si Kagami venció a la estrella de la Generación Milagrosa.

Si bien es cierto que este era un partido importante para todos los miembros de Seirin ya que de perderlo estarían fuera de la Copa de Invierno y en el caso de Kiyoshi tal vez no tendría otra oportunidad de participar en esta, Kuroko era quien llevaba el peso más grande de todos. No solo cargaba con el peso de ayudar a sus senpai a pasar al siguiente nivel sino también el demostrarle a Aomine, alguien a quien solía llamar amigo, a no desestimar su estilo de baloncesto.

Kuroko tuvo la oportunidad de probar su nuevo y mejorado Ignite Pass Kai contra Aomine, una técnica que había estado preparando con el solo propósito de derrotar a Aomine, solo para ver a técnica destrozada frente a sus ojos por el siempre antipático Aomine. Realmente me rompió el corazón ver a Kuroko cabizbajo en la banca totalmente descorazonado y le toco a Kagami el darle palabras de aliento a su compañero de equipo, el partido acababa de pensar y era muy pronto para darse por vencido.

De cierto modo entiendo los sentimientos de Kuroko con respecto a Aomine, Kuroko no es un jugador prodigio, ni siquiera es tan bueno en el baloncesto pero es alguien que encontró esa una única habilidad que lo pone por encima del promedio y es eso lo que lo hace brillar. Así que realmente entiendo por qué es importante para él que su antiguo compañero y amigo lo reconozca como un igual. Kuroko se ha ganado a punta de esfuerzo su lugar entre esos monstruos del baloncesto.

Momentáneamente derrotado, Seirin tiene que tomarse un momento para re-agruparse y aquí es donde entran las habilidades de los demás integrantes del equipo pero Touou no es solo Aomine y aunque este pertenece a una liga totalmente aparte, los demás jugadores de Touou son en conjunto superiores en habilidad a Seirin. Es en este momento donde el partido despega y pasa de interesante a intenso.

Cada episodio de este partido fue superior al anterior en nivel de intensidad, particularmente me gustaron los one on one de Hyuga y Sakurai, porque el miembro más adorable de Touou sabe sacar las garras cuando es necesario y no está dispuesto a dar su brazo a torcer por mucho que tenga la irritante necesidad de disculparse constantemente. Y por supuesto Kagami vs Aomine fue el plato fuerte de los más recientes episodios, cuando creías que una era superior al otro en técnicas, alguien hacia algo completamente loco e inesperado y volvíamos al punto de partida. Si las cosas se pusieron tan peludas contra Aomine no me quiero imaginar lo que va a pasar con Murasakibara y Akashi, sobre todo con este último porque si crees que Aomine pertenece a otra liga, Akashi está en otra dimensión totalmente.

Por supuesto Kuroko se repuso de su breakdown contra Aomine y  nos trajo otra técnica aún más difícil de creer. Todos sabemos que la mayor habilidad de Kuroko es el misdirection, que le permite usar su falta de presencia natural para pasarle la pelota a sus compañeros inadvertidamente, el Misdirection Overflow es lo contrario a esto. A medida que el partido avanza la presencia de Kuroko en la cancha se hace más pronunciada por lo que su misdirection pierde efectividad, así que para contrarrestar esto Kuroko usa lo opuesto a la falta de presencia.

Con el Misdirection Overflow la presencia de Kuroko es tan abrumadora que es difícil concentrarse en los demás jugadores y esto da la impresión de que todos los demás miembros de Seirin pueden usar el Drible Invisible lo que les permite anotar canastas más fácilmente.  Esto pone a Seirin de vuelta en el juego pero por supuesto Touou está preparado para esto.

Sin duda mi momento favorito de estos episodios fue cuando Aomine entró en la “zona” ese lugar de perfecta concentración cuando un jugador ha alcanzado el máximo de sus habilidades y me parece gracioso que todos los demás miembros de la Generación Milagrosa que ven el partido desde las gradas pueden notar el preciso momento en que Aomine entra en la “zona”. Y Aomine fuera de la zona es sensacional pero dentro de esta es imparable.

Poco después Kagami también entra en la zona y allí es cuando en realidad empieza el duelo entro estos dos gigantes. Y como no es inusual en Kuroko no Basket, Seirin vence a Touou por un solo punto y pasa a la siguiente etapa del torneo dejando a uno de los contrincantes más fuertes fuera del juego en la primera fase. Aomine, Wakamatsu y Sakurai tendrán la oportunidad de medirse contra Kagami y Kuroko más adelante pero lamentablemente para Imayoshi y Susa es su último partido como estudiantes de Touou. Es realmente triste verlos despedirse de sus kohai y es especialmente conmovedor ver a Imaiyoshi pasarle la batuta del liderazgo a Wakamatsu que ahora pasará a ser el capitán de Touou y le tocará lidiar con las niñerías de Aomine.

En fin, 6 episodios increíbles donde pasó de todo y que muestran porque los animes de deporte o los shonen en general son tan populares y entretenidos.  Ya la próxima semana volvemos a los resúmenes usuales y creo que el siguiente episodio será más bien de relleno o transición y si los avances son un indicio Tsunade hará un cameo en Kuroko no Basket.

Antes de irme aquí les dejo algunos de mis momentos favoritos de estos episodios:

·         Kagami consolando a Kuroko es algo realmente adorable

·         Sakuragi haciendo pucheros, también adorable

·         Kagami analizando las jugadas en contra de hacer lo primero que se le viene a la cabeza. A eso yo le llamó crecimiento!

·         Hyuga, Kiyoshi e Izumi superando algunos de sus hándicaps y mejorando su juego. Sin dudas el papá de Riko hizo un excelente trabajo.

·         Y para finalizar, Kise animando a Seirin desde las gradas al final del partido, para mí está claro dónde están las lealtades de este chico.